lunes, 17 de agosto de 2009

Compras con Miku!!!


Hoy ha sido un completo día de compras con Miku. A las 10 de la mañana nos estábamos levantando para poder estar en la estación de Asakusa a las 11 donde teníamos que encontrarnos con Miku.


Ya que teníamos muchas compras pendientes que ya le habíamos comentado de antemano a Miku, ella ha decidido que las haríamos todas en Shibuya, así que, al encontrarnos, hemos cogido el metro directas allí.

Cuándo hemos llegado, después de hacernos algunas fotos con Hachiko nos hemos dirigido a nuestra primera tienda donde se encontraban los bentos. Y, obviamente nos hemos comprado un bento cada una, con el conjunto de los palillos y el pañuelo para envolver el bento. Los dos preciosos. Mi bento es de conejitos muy monos y el de Ele-chan como podéis imaginar es de gatitos.



En la misma tienda he encontrado una tetera preciosa que obviamente ya está en mi maleta para dirigirse a mi casa junto con una maquina para hacer kakigoris (aquí en Japón, a parte de los helados de siempre, hacen unos helados de hielo picado donde por encima le ponen sirope de lo que cada uno elija y pues me he comprado esa máquina).

En la siguiente parada me he comprado la máquina de hacer takoyaki. No sé que tal saldrá el takoyaki en mi casa, pero espero que salga igual de bueno que el que comemos aquí (o como mínimo que se parezca un poco).

Por la tarde hemos seguido buscando maletas de 4 ruedas (era nuestra principal compra del día ya que la necesitamos) pero en todos los sitios eran muy caras así que hemos vuelto a pillar el metro para dirigirnos hasta Ueno, en la calle Ameboshi. Allí después de mucho mirar tiendas, hemos encontrado unas maletas que nos van a ir perfectas por el tamaño y que nos han salido bastante bien de precio.

Una vez lo teníamos todo, hemos aprovechado y nos hemos hecho purikuras. Eso de ir con Miku es genial ya que ella entiende todas las instrucciones de la máquina. Si no, Ele-chan y yo hubiésemos ido bastante perdidas y no hubiésemos sabido como hacerlo. Pero la verdad es que han quedado muy bonitas.


Al terminar todo el paseo nos hemos dirigido al hotel donde hemos cenado, Miku incluida, la excelentísima comida del combini de al lado. Y después, ha tocado empezar a empaquetar cosas, porque sinceramente, tenemos la habitación que no sé ni como caben los futones aún. Y sí, todo esto tiene que caber en nuestras maletas. Suerte que sé jugar al tetris.



1 comentario:

ebayera dijo...

O_O una màquina per fer takoyaki O_O sugoiiiiiiiii