jueves, 30 de julio de 2009

Las diferentes visitas cristianas

Nagasaki se caracteriza por ser una de las ciudades japonesas mas cristianas. Es por ello que nuestras visitas se han centrado en iglesias, templos y museos.


Así que después de llevar varios días sin poder descansar en condiciones, nos hemos despertado con 9 horas dormidas (... aunque creo que nos harían falta más horas para recuperar el sueño perdido) y nos hemos dirigido hacia el centro de la ciudad. Nuestro primer destino ha sido el Fukusaiji Kannon, donde la encargada ha venido hacia nosotras gritando que teníamos que pagar 200 yenes (no se encontraba en la entrada, por eso nosotras hemos entrado como Pedro por su casa). Este templo tiene la forma de una enorme tortuga que lleva una figura de 18 metros de altura de la diosa Kannon en su espalda.


En el interior hay un péndulo de Foucault, que demuestra la rotación de la Tierra sobre su eje. Seguidamente, la señora nos ha empezado a hacer una visita guiada por el templo, contándonos cosas interesantes y aconsejándonos hacernos fotografías en los mejores lugares (eso si, ella no podía salir, ¿¿eh??).

Al lado del Fukusaiji Kannon se encontraba El Monumento de los 26 mártires, donde hay un Museo muy interesante. El problema que tuvimos aquí fue que yo avise para que el director nos hiciese la visita guiada... pero parece ser que lo olvido y estuvo por otras cosas. En fin, me habría gustado hacerle muchas preguntas.


Nuestra siguiente visita fue en el templo Kôfuku-ji. Curiosamente, en su interior estaban haciendo una exposición de arte contemporáneo. Además, en su interior nos encontramos a un japonés que vive en Madrid. Éste, se ofreció amablemente a hacernos una visita guiada por el templo, donde habían expuestas obras de sus amigos y de él. La verdad es que las dos disfrutamos muchísimo, lamentándonos de lo rápido que visitábamos los lugares.


Entre este templo y el siguiente, pasamos por el Megane bashi (Spectacle bridge), un puente bastante popular entre los turistas y que yo tenia ganas de ver. Los arcos de este puente y su reflejo en el agua tienen la forma de unas gafas, por ello tiene este nombre (megane). Habían unas escaleras que te permitían bajar hacia la orilla del río, pudiendo atravesar éste gracias a unas enormes piedras. La vista es preciosa y cuesta creer que haya un lugar así en una ciudad tan grande.


El siguiente templo que visitamos fue el Sofuku-ji. Este templo fue construido por los residentes chinos, acorde con la arquitectura de la China contemporánea. De esta manera, es el templo que tiene el aspecto de una arquitectura más similar a la china de los que hay en Japón. Cerca de allí se encontraba el Chinatown, donde mas tarde volveríamos para cenar.

Después hemos ido a visitar el templo dedicado al confucionismo (Koshi-byo). En su interior también se encontraba el Museo Histórico de China. Era curioso encontrar trajes tradicionales chinos y, la verdad, es que me quedé con las ganas de comprarme uno... Pero al final decidí que me compraré uno en China (si consigo ir en un futuro).


Una vez terminamos de visitar templos, nos dirigimos a la Ouran Catholic Church. Allí, pudimos subir y hacer algunas fotografías rápidamente.


Y, finalmente, nuestro último destino fue el Ouran Glover Garden. El lugar es precioso y muy tranquilo. Está formado por casas occidentales y jardines. Además, había un lugar donde podías alquilar disfraces durante un rato. Yo me he animado y estaba convencida a pasearme por allí vestida... Hasta que Jud también se ha animado (¡menos mal!). Ha sido bastante vergonzoso salir corriendo cada vez que veíamos a los turistas por allí (si ya normalmente llamamos la atención...).


Por la noche regresamos a Chinatown para cenar un plato de arroz con salsa de ostras (estaba riquísimo).

3 comentarios:

Miya dijo...

Me encanta como os quedan los vestidos! *_*

ebayera dijo...

WOW, ¡Nagasaki! i els vestics queden sugoi n_n

maria del mar dijo...

Oh!! Que bonitos los vestidos!! Os quedan genial ^_^